Identifíquese o regístrese
Atención al cliente:   986 861 776
C/ José Millán, 4 bajo - 36001 Pontevedra

BOLETINES

¿Quiere recibir nuestras novedades en su email?

 Acepto la política de privacidad


Noticias


05/09/2017

El cribado de cáncer de mama redujo un 20 % la mortalidad en Galicia en los últimos 25 años

El programa gallego de detección precoz del cáncer de mama logró reducir un 20 % la mortalidad en los últimos 25 años. Las cifras muestran el avance en la batalla contra el tumor femenino más frecuente. El cribado que lleva a cabo la Consellería de Sanidade se puso en marcha en 1992.

Este análisis difundido por la Xunta detalla que en grupos cribados con una participación superior al 50 % el riesgo de morir por cáncer de mama se reduce en un 29 %.Además, se estudió la supervivencia de las mujeres gallegas entre 50 y 69 años diagnosticadas de cáncer de mama en el período 1996-2009.

Las mujeres participantes presentaron mejor supervivencia relativa que las del mismo grupo de edad diagnosticadas al margen del programa (94,5 % frente al 83,1 % a los cinco años de seguimiento). Los datos recopilados indican que desde 1992 al 2015 la tasa de detección de cáncer fue de 3,6 por ciento por cada 1.000 mujeres exploradas, es decir, fueron detectados 7.440 cánceres en fase presintomática. Cabe destacar que el 92,2 % de estos tumores tenían un estadio tumoral bajo, y que un 62,4 no tenían afectación ganglionar en el momento de su diagnóstico.

Una doble lectura

La interpretación de las mamografías se realiza por dos radiólogos de modo independiente en las unidades de evaluación radiológica. Esta doble lectura, según señala la Consellería de Sanidade, permite que se incremente la sensibilidad de la prueba y, con ello, mejora enormemente la detección de los tumores más pequeños y difíciles de ver, aquellos que miden menos de un centímetro. La tasa media de participación en el programa gallego de detección precoz del cáncer de mama en estos 25 años es de un 78,6 %. Se trata de un porcentaje que es ampliamente superior a los estándares europeos tanto en los números que se consideran aceptables (70 %) como en la cobertura deseable (75 %).

Durante el año pasado la participación en el cribado alcanzó un 83,1 %, el valor más alto desde la instauración del programa. Este aumento se asocia a la divulgación y promoción del proceso, que ha permitido que mejore la adherencia de las mujeres al mismo. El programa está dirigido a todas las mujeres residentes en Galicia, de entre 50 y 69 años, que no presenten síntomas o diagnóstico previo de cáncer de mama.

La detección precoz está dirigida a mujeres residentes en Galicia de entre 50 y 69 años.