Identifíquese o regístrese
Atención al cliente:   986 861 776
C/ José Millán, 4 bajo - 36001 Pontevedra

BOLETINES

¿Quiere recibir nuestras novedades en su email?

 Acepto la política de privacidad


Noticias


01/08/2014

Desarrollan un nuevo dispositivo táctil para mejorar la conducción de sillas eléctricas

Investigadores del grupo Electrónica para Instrumentación y Sistemas (EIS) de la Universidad de Málaga (España) han desarrollado un dispositivo táctil que mejora la conducción asistida de sillas de ruedas o carros eléctricos. Este tipo de plataformas móviles a motor suelen incluir una palanca de mando o joystick en la parte superior y están diseñadas para facilitar el desplazamiento, por parte de familiares o cuidadores, de personas con movilidad reducida o discapacidad. Según los expertos, el nuevo sistema sustituye el tradicional joystick por un “manillar inteligente” cubierto por un conjunto de sensores táctiles que abarcan la totalidad de su superficie. Éstos son capaces de interpretar la distribución de la presión que ejercen las manos durante el proceso de conducción y transmitir, al mismo tiempo, dicha información en forma de órdenes a los motores encargados de mover la silla.

 

“Este sistema permite conocer tanto la ubicación –en qué parte de la cobertura táctil- como la intensidad de la fuerza ejercida por el familiar o cuidador. Por tanto, interpreta la intención del usuario a partir de la presión que ejercen sus manos en el manillar y el resultado es una conducción intuitiva, semejante a la que se realiza habitualmente con sillas no motorizadas, pero con un esfuerzo mucho menor”, explica a la Fundación Descubre el responsable principal del proyecto, Fernando Vidal, profesor de la Universidad de Málaga.

Este nuevo sistema para el desplazamiento de personas dependientes ya ha sido patentado por los expertos y está basado en técnicas sensoriales de interfaz hombre-máquina, método que conecta las instrucciones de las personas con una respuesta eficaz por parte de la tecnología. En concreto, su desarrollo se inició en el laboratorio del grupo EIS del Departamento de Electrónica de la Universidad de Málaga.